Google+ Followers

domingo, 4 de junio de 2017

CONTINUACIÓN

Tomás Jiménez, el ayudante, había terminado ya su web: mislibrossecretos.com para publicitar y conseguir el comprador que Dios adverso deseó.

El eslogan vestía la página de Inicio y una bonita pulsera lucía la Primera página de la Web. En ella ponía:

"Sí quieres paz y alegría para un ser querido, regálales una biblia... y una pulserita de la buena suerte y la sanación."

El ayudante había cribado los códigos de búsqueda en el Google con palabras como:

"Regalo, anciano, religión, biblia, pulseras, sanación, cura, enfermedad".

Además, Tomás había hecho una cuña de radio que se oía cada hora en las emisoras de la comarca.

Enseguida, vendría la primera víctima... una persona joven y varón.

(Continuará...)