Google+ Followers

lunes, 20 de marzo de 2017

CONTINUACIÓN

Carlos John, el bibliotecario, creó una página web para publicitar las biblias. Se llamaba: mislibrossecretos.com. En ella aparecía en la página de Inicio la imagen de una biblia muy barata. Perderían dinero pero ésa era la única forma de llegar a vender las 666 unidades que Ramatán II, Muerte y su jefe, Dios adverso les exigían.

Además, se regala una cruz plateada, muy bonita, con cada ejemplar vendido. El espacio en la website empezaría a ser visible el mes siguiente.

De repente el ayudante, Tomás Jiménez se transformó en Dios adverso y empezó a decir al dueño de la biblioteca:

-  Las cruces bendecirán las biblias. No me servirá.

-  Es sólo un obsequio para vender más ejemplares  -  le explicó el dueño  -  hoy en día es muy difícil vender tantas. Quedan pocos creyentes en el siglo veintiuno.

-  Me destruirá el conjuro  -  protestó el demonio desde el ayudante  -  busca otro obsequio.

Bajó una diva y le dijo al Sr. Pérez al tímpano:

-  Pon una pulsera de plata y Dios Ratt y la Diosa Sennata te las bendecirán, cada vez, con una de sus hadas...

De improviso, se fue la luz y en el GRPS apareció la primera señal. Debía ser un chico joven la próxima víctima.

Otra tormenta cayó sobre la comarca.

(Continuará...)