Google+ Followers

viernes, 18 de agosto de 2017

CONTINUACIÓN

Carlos John, el bibliotecario, fue a varias iglesias de la comarca y observó al púbico. Intentaba ver alguna chica con coleta.

En la pequeña ciudad de "John Smith" las peluquerías estaban a una hora en coche y se solían peinar en casa. Casi todas las mujeres llevaban coleta o trenza.

-  Trenza no  -  le dijo el demonio desde dentro de Tomás  -  sólo con coleta y recuerda que sólo tiene que ser una víctima cada vez.

A la salida de misa una chica que hacía deporte y llevaba coleta recogió a su abuela y a su tía. La parroquia estaba a quince minutos de la ciudad.

-  Ramatán II, Ramatán II  -  gritó Muerte  -  prepara el ritual que ya tenemos otra víctima.

De repente todo oscureció y hubo una gran tormenta. Todos corrían aterrados por el estallido de los truenos.

(Continuará...)


miércoles, 12 de julio de 2017

CONTINUACIÓN

Jomías había oído en un taxi que cogió por casualidad la cuña de radio. En breve sería el cumpleaños de su abuela. Ella se llamaba Celia y tenía muchas dolencias en sus articulaciones.

Sinceramente le venía bien la pulserita pero ella no era creyente.

El joven Jomías había decidido regalarle la pulsera a su abuela y la biblia dársela a su tía, de parte de madre. Ella creía mucho en Dios.

-  Ramatán II, Ramatán II  -  exclamó varias veces Dios adverso  -  vete ahora mismo en un taxi y preséntate en el hotel Mad Mac. Es para un joven que quiere nuestro conjuro... Los obsequios son para dos personas diferentes.

-  A tus órdenes mi amo  -  contestó  Ramatán II.

-  Llama a Muerte y que diga al bibliotecario que a este chico lo llevamos nosotros al bosque  -  siguió el demonio.

-  Lo que ordenes, mi amo  -  volvió a contestar el subordinado.

-  Dile a Muerte que le pida otra víctima  -  volvió a pedir Dios adverso  -  esta vez una chica con coleta larga.

De improviso volvió a romper otra tormenta sobre toda la comarca...

(Continuará...)


domingo, 4 de junio de 2017

CONTINUACIÓN

Tomás Jiménez, el ayudante, había terminado ya su web: mislibrossecretos.com para publicitar y conseguir el comprador que Dios adverso deseó.

El eslogan vestía la página de Inicio y una bonita pulsera lucía la Primera página de la Web. En ella ponía:

"Sí quieres paz y alegría para un ser querido, regálales una biblia... y una pulserita de la buena suerte y la sanación."

El ayudante había cribado los códigos de búsqueda en el Google con palabras como:

"Regalo, anciano, religión, biblia, pulseras, sanación, cura, enfermedad".

Además, Tomás había hecho una cuña de radio que se oía cada hora en las emisoras de la comarca.

Enseguida, vendría la primera víctima... una persona joven y varón.

(Continuará...)


domingo, 23 de abril de 2017

CONTINUACIÓN

Carlos John, el bibliotecario, dispuso las pulseras como obsequios de las biblias en la parte baja del mostrador. Había diseñado una publicidad en su página web mislibrossecretos.com para atraer chicos jóvenes. Su próxima víctima era varón y con juventud. El eslogan publicitario era muy difícil y le dejó el encargo a su ayudante Tomás Jiménez.

-  Recuerda Tómas  -  dijo el bibliotecario  -  es para una persona joven y varón.

-  No es tan fácil, señor Pérez  -  se quejó el ayudante  -  hoy en día no hay creyentes ni menos jóvenes.

Tomás Jiménez se puso a trabajar en un cuaderno las ideas creativas. Dibujó varios bocetos.

De repente se trasformó en Dios adverso y tuvo una idea...

-  Sí quieres paz y alegría para un ser querido, regálales una biblia... y una pulserita de la buena suerte y la sanación.

El demonio plantó en el cerebro de Tomás, el ayudante, una solución. La pulsera sanaría de forma médica algún mal de cada víctima.

-  Yo te poseeré cada pulsera para que cure  -  dijo Dios adverso en voz alta desde el ayudante.

De improviso, se fue de nuevo la luz en la biblioteca y llamaron al timbre varias veces.

El ayudante abrió la puerta alumbrándose con la linterna. Era la anciana Martha Maxtin. Ramatán II y Muerte iban detrás suyo.

-  Pero... señora Maxtin, ¿qué hace usted aquí?

Otra tormenta cayó mientras Muerte silbaba su peculiar canción.

(Continuará...)


lunes, 20 de marzo de 2017

CONTINUACIÓN

Carlos John, el bibliotecario, creó una página web para publicitar las biblias. Se llamaba: mislibrossecretos.com. En ella aparecía en la página de Inicio la imagen de una biblia muy barata. Perderían dinero pero ésa era la única forma de llegar a vender las 666 unidades que Ramatán II, Muerte y su jefe, Dios adverso les exigían.

Además, se regala una cruz plateada, muy bonita, con cada ejemplar vendido. El espacio en la website empezaría a ser visible el mes siguiente.

De repente el ayudante, Tomás Jiménez se transformó en Dios adverso y empezó a decir al dueño de la biblioteca:

-  Las cruces bendecirán las biblias. No me servirá.

-  Es sólo un obsequio para vender más ejemplares  -  le explicó el dueño  -  hoy en día es muy difícil vender tantas. Quedan pocos creyentes en el siglo veintiuno.

-  Me destruirá el conjuro  -  protestó el demonio desde el ayudante  -  busca otro obsequio.

Bajó una diva y le dijo al Sr. Pérez al tímpano:

-  Pon una pulsera de plata y Dios Ratt y la Diosa Sennata te las bendecirán, cada vez, con una de sus hadas...

De improviso, se fue la luz y en el GRPS apareció la primera señal. Debía ser un chico joven la próxima víctima.

Otra tormenta cayó sobre la comarca.

(Continuará...)


viernes, 17 de febrero de 2017

CONTINUACIÓN

-  Cierra la celda, Ramatán III  -  ordenó Dios adverso al carcelero  -  todos los humanos de aquí me serán útiles para mis asuntos.

-  No quedará así mal demonio  -  exclamó Dios Ratt tras conseguir callar a Muerte  -  la vida de la anciana a cambio de la vida de tu demonio, Antonia de humana.

-  ¿Cómo osas chantajearme dios de los muertos inocentes?  -  preguntó Dios adverso

De improviso, se metió en el cuerpo del ayudante de la biblioteca Tomás. Cogió una biblia y leyó en voz alta el conjuro de la dedicatoria:

"Nuevo lector de mis divinas palabras, seré el dios y adverso...
de todos tus males serás libre, y mis poderes te poseerán,
de libre alma estarán mis ángeles y adversos,
mas entenderás mi don de mí en ti, nuevamente tus ojos leerán".

Su poder incrementó tres veces más y consiguió derribar a Dios Ratt. Diosa Senatta lo elevó con su mente y se fueron los dos a sus siete cielos para llegar a uno de los limbos.

-  Recuerda Carlos John Pérez deberás de acudir todas las tardes a las 21:30 h al sitio marcado  -  le indicó Muerte completamente recuperada -  deberás de acudir al lugar que te indique. Será siempre a las afueras, dentro del bosque. Éste es un GRPS. Sólo sigue sus instrucciones.

Muerte le volvió a mostrar el dispositivo GRPS que habían dejado hacía algunos días.

-  También deberás vender las biblias con los conjuros. Te repondremos cada quince días  -  continuó Muerte  -  en ese periodo de tiempo todas las biblias tienen que estar vendidas. 

-  Es muy poco tiempo  -  recriminó el bibliotecario.

-  Cállate humano  -  le gritó Ratamán II  -  si no están vendidas morirás tú y tu ayudante.

-  Recuerda que debes de hacer un total de 666 clientes  -  continuó Muerte  -   ni uno más ni uno menos y que les tienes que leer el conjuro de cada biblia. La vieja fue el cliente número uno. 

De repente otro gran estruendo se oyó, eran centellas y relámpagos. La cara de Carlos John quedó complementarte pálida. Una gran tormenta cayó y empezó a llover con gran fuerza. Se volvió a ir la luz en toda la comarca. Mientras, Muerte silbaba su peculiar y tétrica canción.

(Continuará...)


lunes, 30 de enero de 2017

CONTINUACIÓN

-  Un momento -  exclamó la Diosa Sennata mientras descendía del cielo  -  me dijiste que la estrella de Damart era ha cambio de la vida de Martha Maxtin.

El ayudante Tomás, completamente poseído del demonio, soltó de golpe una silla y se dio la vuelta.

-  ¿Eso te dije, diosa?  -  preguntó riéndose Dios adverso  -  ¿no recuerdas tus diez mandamientos Sennata?

-  ¡Lo recuerdo perfectamente demonio!  -  le gritó la Diosa Sennata.

-  Muerte  -  exclamó el demonio Dios adverso  -  recuerda con tus cánticos los mandamientos básicos a estos diosillos celestiales.

-  No matarás, no robarás  -  empezó Muerte su peculiar canción separando las palabras con su peculiar silbido  -  y no mentirás, no mentirás, no mentirás...

-  ¿Por qué estamos todos en los infiernos?  -  preguntó Ramatán II  -  No me hagas reír diosilla Senatta.

De improviso, otra tormenta se oyó y Ramatán III desde el infierno superior dijo:

-  Queda un hueco para otro humano más. Decídase pronto, mi amo. En breve se cerrará la puerta de conexión entre el mundo humano y el nuestro...

Mientras tanto el dios de los muertos inocentes, el Dios Ratt, bajaba a callar a Muerte su peculiar silbido.

(Continuará...)