Google+ Followers

martes, 23 de agosto de 2016

CONTINUACIÓN

La anciana Sra. Maxtin continuaba respirando muy despacio. No había señal tampoco en ninguno de los ordenadores que había en la biblioteca. Carlos John, el bibliotecario, recostó a la señora mayor en un pequeño sofá de dos cuartos situado en uno de los despachos internos.

Muerte seguía silbando su peculiar canción y Ramatán II recitó un conjuro dictado por su Dios adverso. Desde el cuerpo de Tomás, el ayudante, el Dios maligno le hablaba para maldecir a la ancianita.

-  Matarla  -  ordenó Tomás Jiménez poseído totalmente  -  y llévala al carcelero de mis infiernos.

-  A tus órdenes , mi amo  -  exclamó Muerte muy contenta mientras se adentraba volando en el cuerpo de la anciana.

-  No todavía, Muerte  -  ordenó Ramatán II  -  sal inmediatamente de Martha Maxtin.

-  ¿Eh? ¿Cómo?  -  se dio la vuelta Dios adverso  -  ¿Cómo osas rectificarme ex-carcelero?

-  Se aproxima la diva del Bien, la diosa Senatta...  -  dijo Ramatán II arrodillándose ante su Dios.

Un fuerte trueno se volvió a oír y Muerte había cedido su peculiar silbido, continuaba estando en el cuerpo de la anciana. La Sra. Maxtin respiraba con mucha dificultad...

(Continuará...)